viernes, 21 de julio de 2017

CASANDRA. María Rosal



CASANDRA


Desmedida en tu huella,

eres hija inocente

del desierto y las olas.

Azul incandescencia.

Remota en tus senderos,

en la cumbre perfecta

del racimo y los labios,

cíngulo de tu aliento,

dormido en las adelfas.


            ¿Eres diosa o camino?

            Mujer acaso. Y basta.




María Rosal. Sibila, 1993.

No hay comentarios:

Publicar un comentario