lunes, 23 de enero de 2017

NEOHUMANISMO. Manuel Váquez Montalbán



NEOHUMANISMO


Insuficientemente dotados

para cosmonautas

                                   elegimos el duro

tobogán de las humanidades

saber el mal de cada siglo, a veces

emborracharnos en honor de Amenofis,

y otras del desangelado

                                               Diógenes,

Catulo, el Arcipreste, el colectivo

autor del Roman de Renart o Villon

tan ahorcado y algo cabreado por las risas

de los incipientes burgueses de París


                                                                       placeres

prohibidos a los cosmonautas, así tampoco

entramos en el juego del hierro y el carbón

el acero

                        del acero el tornillo, del tornillo

el planeta, del planeta el cielo


                                                           y Dios

hace las maletas sin que nadie se angustie

sólo Graham –un compañero humanista

algo filibustero– lamenta en la BBC

la extinción de toda fuente literaria


                                                                       es cierto

los humanistas a la vieja usanza quedaremos

un tanto al margen del humanismo de la auto-

moción y las sopas preparadas


                                                           ¿pero quiénes

salvarán las industrias del etil y de las gorras

militares, si en el perfecto mundo del futuro

exdetodo y filonada, no reinvidicáramos

el White Horse a voz en grito

                                                           y sacáramos

nuestra amarilla lengua al paso de los cosmonautas?





Manuel Vázquez Montalbán. Memoria y deseo. Obra poética (1963-1983). Seix Barral, 1986.

viernes, 13 de enero de 2017

DEVOTIO IBERICA. Daniel Macías



DEVOTIO IBERICA
 

            Según Estrabón los iberos sabían hacer pan con bellotas, según César un caudillo astur se tragó unas semillas de tejo antes de ser atrapado y entonces, conociendo la devotio ibérica, supo que no atraparía a nadie, según un guerrero tuerto del desierto llamado “el inatrapable” o “Mr. Marlboro” yo no debería trabajar aquí, según la banca suiza nuestra casta política y financiera no tendrá que panificar bellotas en varias generaciones, según mi amor una bellota que tenía en remojo ha echado raicillas y hoy soñaremos con cerdos y encinas…



Daniel Macías. Niño Edén. Amargord, 2014.