viernes, 29 de enero de 2016

Epigrama IV. Pablo Antonio Cuadra



Epigrama IV
 

Jenófanes reconoció

la voz de su amigo

en el perro que apaleaban.

Yo la reconocí

en el que me mordía.




Pablo Antonio Cuadra. Epigramas, 1957-1963. En Pájaro relojero. Poetas centroamericanos. Galaxia Gutenberg, 2009.

3 comentarios:

  1. Quizá estoy equivocado, pero no he leído en Diels esa sentencia que dices de Jenófanes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá el poeta se equivocó. Según Diógenes Laercio cuenta, el protagonista de esta anécdota es Pitágoras y la pone en boca de Jenófanes.

      «[Contaba Jenófanes que el maestro Pitágoras] una vez caminaba cerca de un perro maltratado y compadeciéndose le dijo a su amo: no le golpees, pues he reconocido el alma de un amigo mío al oír el sonido de sus lamentos.»
      (Diógenes Laercio, Vidas de los filósofos más ilustres, libro VIII)

      Eliminar
  2. El epigrama sin embargo es certero y bello en su sencillez.

    ResponderEliminar