viernes, 4 de julio de 2014

La madre de Héctor. María Victoria Atencia



La madre de Héctor


Por esta ley antigua que obliga a los amantes

a sucederse en otras y otras generaciones,

yo misma a un joven héroe di vida en mis entrañas.

Me doblegué a las lunas y en su espera de júbilo

los hibiscos tiñéronse.

Se hacía transparante su rostro sobre el mío

y él me daba nobleza, belleza, plenitud.


Incendio tras incendio, el cuerpo prevalece.


María Victoria Atencia. Ex libris. Visor, 1984.

No hay comentarios:

Publicar un comentario