martes, 19 de marzo de 2013

A una ciudad resistente. Vicente Aleixandre


A una ciudad resistente 

                                     Ruinas de Numancia 

I
En esta ciudad muerta hay polvo vivo.
A nivel de la tierra pasa el frío. 

                               II

            ¡Oh, ciudad sumergida en el silencio!
Todas las casas llegan a los cielos. 

                               III

            Entre columnas que no existen yacen
idos y puros todos los amantes. 

                               IV

            Son los guerreros un fragor de espadas.
Música eterna en una noche blanca. 

                                V

            ¿Duermes, doncella? Oh, no, nada se pierde.
Pensada solo, tu pupila es verde. 

                                VI

            Oh, majestad de ese clamor completo.
Fiera ciudad sobre un perpetuo cerro. 

                                VII

            La piedra monda. Apenas una losa.
Numancia pronunciada, erguida, sólida.
 

Vicente Aleixandre (Sevilla, 1898 – Madrid, 1984) fue un poeta español de la llamada Generación del 27. Premio Nobel de Literatura en 1977. Entre sus obras: Espadas como labios, 1932 y En un vasto dominio, 1962.

No hay comentarios:

Publicar un comentario