viernes, 1 de abril de 2011

Prometeo. León Felipe



Prometeo

I

Y si el gran buitre no está devorando aún mis entrañas y las de todos los poetas condenados del mundo, Prometeo fue sólo un motivo griego decorativo en un frontón, en una metopa... y no hubo nunca mitos.
Pero hay mitos. Hay mitos sin comienzo ni fin. En la carne del hombre se sembraron los mitos y en esa misma carne han de florecer. Porque nada se ha cumplido todavía. Y lo que se cumpla, será por la voluntad del Viento y por el ofrecimiento sumiso y doloroso de la carne del hombre. Dios pondrá la luz y nosotros las lágrimas.
En el primer destello mítico del mundo estaba yo; y en el milagro de la luz redentora de mañana me estoy quemando ya.
Vuelvo a gritar:
El versículo blasfemo de mis huesos leprosos hará hablar de nuevo a Jehová desde el torbellino… Yo soy Job.
Afirmo también que vengo de la sombra y de los sueños.
Y si digo:
Mi canto florece en la convergencia de los mitos, puedo añadir:
Aquí estoy. ¡Miradme! Clavado en esta roca, con un buitre en el pecho.
Y ese ruido que oís no es mi lamento, son las oceánidas que me lamen los pies y humedecen mis párpados.
Sobre las aguas amargas se inclinan para salvarme las estrellas.
Bajo su luz el mar trabaja, muerde la roca, lima las cadenas…
Y cuando Prometeo se levante, nuevos timoneles conducirán la quilla del Parnaso.


León Felipe (Tábara, 1884 - México, 1968). Seudónimo de Felipe León Camino García, poeta español que destacó por la mezcla de arrebato místico y compromiso político de su obra. Versos y oraciones del caminante, Drop a star, Español del éxodo y del llanto, Ganarás la luz, ¡Oh, ese viejo y roto violín!

No hay comentarios:

Publicar un comentario