jueves, 23 de marzo de 2017

IL TUFFATORE. Jesús Munárriz



IL TUFFATORE

                                               Paestum


Le rodea el banquete, sus colores, su música,

los amigos gozosos en triclinios,

el copero solícito,

el que baila los ritmos de la flauta,

los que se lanzan vino con las cráteras,

el que liga al arpista,

el que los mira…


En la lauda suprema

se lanza desde el trampolín al mar

su juventud.


Así reposa más de dos milenios

lanzándose al enigma.


Sigue sin sumergirse.





Jesús Munárriz. Materia del asombro. Hiperión, 2015.

domingo, 26 de febrero de 2017

CONFUSIÓN PLATÓNICA. Francisco Pino



CONFUSIÓN PLATÓNICA


Vivir así         no es posible

y sin embargo          el cangrejo

y sin embargo          el ciempiés

y sin embargo          las máquinas

el barreno el hacha el ala

el césar          la plebe         el mirlo

las fábricas de otro mundo

bien compiten con las de éste

la moral         el caracol

oh laberinto animal

y sin embargo          más Dédalo

junto al sol ser siempre cera

y sin embargo          el embargo

de los nombres        nombres        nombres

derretidos      No es posible

vivir así          Pero el hombre




Francisco Pino. Méquina dalicada, 1981. En Siempre y nunca. Cátedra, 2002.

lunes, 23 de enero de 2017

NEOHUMANISMO. Manuel Váquez Montalbán



NEOHUMANISMO


Insuficientemente dotados

para cosmonautas

                                   elegimos el duro

tobogán de las humanidades

saber el mal de cada siglo, a veces

emborracharnos en honor de Amenofis,

y otras del desangelado

                                               Diógenes,

Catulo, el Arcipreste, el colectivo

autor del Roman de Renart o Villon

tan ahorcado y algo cabreado por las risas

de los incipientes burgueses de París


                                                                       placeres

prohibidos a los cosmonautas, así tampoco

entramos en el juego del hierro y el carbón

el acero

                        del acero el tornillo, del tornillo

el planeta, del planeta el cielo


                                                           y Dios

hace las maletas sin que nadie se angustie

sólo Graham –un compañero humanista

algo filibustero– lamenta en la BBC

la extinción de toda fuente literaria


                                                                       es cierto

los humanistas a la vieja usanza quedaremos

un tanto al margen del humanismo de la auto-

moción y las sopas preparadas


                                                           ¿pero quiénes

salvarán las industrias del etil y de las gorras

militares, si en el perfecto mundo del futuro

exdetodo y filonada, no reinvidicáramos

el White Horse a voz en grito

                                                           y sacáramos

nuestra amarilla lengua al paso de los cosmonautas?





Manuel Vázquez Montalbán. Memoria y deseo. Obra poética (1963-1983). Seix Barral, 1986.

viernes, 13 de enero de 2017

DEVOTIO IBERICA. Daniel Macías



DEVOTIO IBERICA
 

            Según Estrabón los iberos sabían hacer pan con bellotas, según César un caudillo astur se tragó unas semillas de tejo antes de ser atrapado y entonces, conociendo la devotio ibérica, supo que no atraparía a nadie, según un guerrero tuerto del desierto llamado “el inatrapable” o “Mr. Marlboro” yo no debería trabajar aquí, según la banca suiza nuestra casta política y financiera no tendrá que panificar bellotas en varias generaciones, según mi amor una bellota que tenía en remojo ha echado raicillas y hoy soñaremos con cerdos y encinas…



Daniel Macías. Niño Edén. Amargord, 2014.

martes, 13 de diciembre de 2016

EL LABERINTO. Juan Vicente Piqueras



EL LABERINTO

Un hilo en una mano y en la otra una espada,
el corazón un nudo, los pasos sigilosos,
entro en el laberinto asustado y feliz
como el que ha decidido afrontar su destino.

Pero en el laberinto sólo suena el silencio.
No hay mugidos, ni voces, ni pasos que no sean
los míos, ni más ruido que mi respiración.

Empiezo a sospechar que tal vez no haya nadie
y que el temido monstruo
sea sólo una invención del miedo de los hombres,
de su oscuro deseo de desaparecer.

Cuando llego a la cámara central veo en ella un pozo.
Como un ombligo –pienso mientras me asomo a él.

Sobre el agua parada me reflejo y comprendo
que el minotauro está dentro de mí,
que la lucha ha empezado,
que acabará conmigo
si antes no llega el fin a rescatarme.


Juan Vicente Piqueras. Atenas. Visor, 2013.

martes, 6 de diciembre de 2016

MORITURI. José Emilio Pacheco



MORITURI


Difícil es morir con dignidad. Preguntadlo

a la res que sucumbe en el matadero

o al pollo al dar de vueltas decapitado.

Nadie elige su muerte, sólo el suicida.


Y allí también se topa con la dificultad:

los sesos que emporcaron el escenario,

el lavado de estómago, la autopsia,

la sangre tan deslumbrante y tan repulsiva

–y la mueca de espanto.




José Emilio Pacheco. Islas a la deriva. Poesía III (1973-1978). Visor, 2011.